Aprende a limpiar tus zapatillas de esparto Vidorreta | BLOG VIDORRETA

Aprende cómo limpiar tus zapatillas de esparto

Cómo limpiar las alpargatas es una de las preguntas más recurrentes a la hora de seleccionar nuestros zapatos de verano. Y es que el calzado de esparto es uno de los must-have de la temporada por su comodidad y versatilidad.

limpiar-zapatos-esparto

Existe una gran variedad de modelos que van desde las clásicas alpargatas de esparto planas hasta los modelos más sofisticados, como las deportivas con plataformas de esparto multicolor de Vidorreta. Incluso podemos encontrar modelos de alpargatas para novias con diseños muy elegantes, refinados y, sobre todo, muy cómodos. Un ejemplo son las alpargatas para novias de Vidorreta. Son elaboradas con fibras naturales y con diseños exquisitos ideales para un día tan especial. Te contamos cómo limpiarlas para que siempre estén perfectas.

¿Cómo limpiar los zapatos de esparto?

Los zapatos de esparto son muy cómodos y, por tanto, los cuidamos para que no se estropeen. El esparto es un material que no se puede lavar sistemáticamente como otros. Siempre debemos procurar que no se moje, porque es un elemento orgánico y la humedad es uno de sus principales enemigos.

Si el esparto se moja puede dañarse. Cuando absorbe agua en exceso se hincha y comienza a descomponerse. Además, comenzará a desprender un olor desagradable debido a la humedad.

Por suerte, podemos limpiar la lona y el esparto juntos sin que se dañen. Uno de los trucos más extendidos para limpiar el esparto es espolvorearle bicarbonato, esperar unos minutos y luego cepillarlo. Se elimina por completo la suciedad.

Para limpiar la lona podemos utilizar una toallita de bebé o un paño humedecido con algunas gotas de amoniaco. El método más popular es el que utilizamos un cepillo de uñas, dos paños de microfibra, jabón y agua templada. Metemos uno de los paños de microfibra dentro de la zapatilla o alpargata para que recoja todo el agua y la suciedad, y así evitar que se moje la base de esparto interior.

Hay que frotar las cerdas del cepillo por el jabón y cepillar la lona siguiendo el sentido del tejido. Con el otro paño de microfibra previamente humedecido retirar los restos de jabón, enjuagando el paño tantas veces sea necesario.

limpiar-zapatos-esparto

Si encontramos una mancha un poco más difícil en la suela o en la cuña, la podemos eliminar utilizando un tejido de algodón humedecido con agua y jabón neutro o amoniaco. Hay que frotar, insistiendo en la mancha hasta que se desvanezca. Luego pasar otro trapo humedecido sólo con agua para limpiar los restos de jabón.

Nunca poner las zapatillas de esparto bajo el grifo directamente ni meterlas en la lavadora. Para las lonas blancas se puede utilizar también bicarbonato sódico mezclado con un poco de vinagre. Además de eliminar las manchas, recuperaremos el blanco de nuestras zapatillas de esparto.

Los complementos también se pueden limpiar. En las sandalias de cuña de esparto, como las alpargatas de cuña media con una cinta de Rayas de Vidorreta, las cintas se pueden poner en remojo y luego frotar suavemente para impedir que se deshilachen.

limpiar-zapatos-esparto

Si las alpargatas o cuñas de esparto tienen rozaduras negras hay un truco infalible que es utilizar una goma de borrar blanca. ¡Quedarán perfectas!

Para limpiar las suelas de nuestros zapatos de cuña de esparto primero debemos espolvorear polvos de talco y dejarlo reposar. Luego cepillarlas suavemente para eliminar la suciedad. Hay que utilzar un cepillo de cerdas suaves, aunque también se puede utilizar un método similar al que utilizamos para limpiar la lona con los paños de microfibra.

Al finalizar el lavado, lo mejor es que pongamos nuestras alpargatas o zapatillas de cañamo al aire libre, preferiblemente donde no les llegue el sol de forma directa.

Es fácil disfrutar de un calzado cómodo y lleno de la magia única del verano. Con cuidado y esmero, se podrá cuidar su limpieza sin problemas.

limpiar-zapatos-esparto

Facebook Twitter Pinterest' Google +' Email
Comentarios del post
Nuevo comentario